El 36 % de municipios colombianos está en riesgo electoral por grupos armados

0

Más de un tercio de los municipios de Colombia está en riesgo electoral por la presencia en varias regiones de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), disidencias de las FARC y otros cinco grupos armados ilegales, advirtió este miércoles el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret.

“El 36 % de los municipios del país está en riesgo electoral por presencia de grupos armados ilegales”, manifestó Negret en la presentación de un informe de alerta temprana sobre la situación electoral del país tras el brutal asesinato de Karina García Sierra, candidata a la Alcaldía del municipio de Suárez, en el departamento del Cauca, y cinco de sus acompañantes.

La cifra es el resultado de investigaciones en el terreno hechas por la Defensoría del Pueblo entre los pasados 1 de enero y 15 de agosto, aunque Negret aclaró que “no hay grupo armado capaz de causar riesgo en nuestra contienda electoral”.

El próximo 27 de octubre los colombianos irán a las urnas para elegir alcaldes de más de 1.100 municipios, 32 gobernadores, así como representantes a las asambleas departamentales y a los concejos municipales.

El informe realizado en los ocho meses de trabajo por la Defensoría permitió establecer que 78 municipios están en nivel de “riesgo extremo”, 176 están en “riesgo alto”, y 164 en “riesgo medio”.

Esto se debe a que en esas zonas hay disputas entre grupos armados ilegales y la fuerza pública, así como economías ilegales, vulnerabilidad de la sociedad y poca presencia del Estado.

El defensor explicó que quienes están en riesgo en las regiones son los candidatos e integrantes de partidos políticos, además de excombatientes de las FARC, líderes sociales y defensores de derechos humanos que hacen parte de grupos étnicos involucrados en la contienda electoral.

Los grupos ilegales que “tienen la capacidad de injerencia o perturbación” en la jornada electoral de octubre son el ELN, las disidencias de las FARC y el Ejército Popular de Liberación (EPL), guerrilla desmovilizada en su mayoría en 1991 y cuyo último reducto es considerado por el Gobierno como una banda criminal.

También hay grupos armados ilegales surgidos de la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006, como los Caparros, los Pachenca, los Rastrojos, la Oficina del Valle de Aburrá y otras “expresiones armadas sin posibilidad de determinar su origen o nombre”, según detalló Negret.

Los departamentos en mayor riesgo son los de Antioquia, Chocó, Bolívar, Sucre, Nariño, Norte de Santander, Cundinamarca, Cauca, Meta, La Guajira y Valle del Cauca, que en su mayoría son los más afectados por la violencia del conflicto armado. EFE
ocm/joc
(foto)(vídeo)