Productos sostenibles permitirán ver la huella ecológica de sus fabricantes

0
futurosustentable.com.ar

Productos de alimentación de Ecuador, Honduras y Perú de la marca española Gaia&Coast se comercializarán a partir de septiembre en España con un sistema de trazabilidad para conocer la huella social y ecológica de sus fabricantes y comprobar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Patatas fritas, nachos de maíz, barritas de frutos secos, galletas de chocolate, zumos y cervezas son algunos de los más de veinte “productos responsables” que incluirán un código QR en sus envases para que el consumidor pueda acceder a esta información, señala en Madrid (España) Javier Fernández, director de la Fundación COPADE, ONG española que lidera el proyecto.

El objetivo final es “fomentar el consumo sostenible y las buenas prácticas de las empresas”, indica Fernández, quien precisa que los compradores podrán saber quién, dónde y cómo se hacen los productos y con qué ODS de la Agenda 2030 de Naciones Unidas cumplen cada una de las empresas.

“Aunque los productos provienen fundamentalmente de Ecuador, hay una gran variedad procedentes de España y también de Honduras y Perú y han sido fabricados por empresas que trabajan con pequeños agricultores de zonas desfavorecidas”, apunta Fernández.

Según Fernández, COPADE emplea una metodología de estudio diseñada por la Universidad Politécnica de Madrid para analizar “el compromiso de los fabricantes con los ODS”, una información que luego publican en la página web de la entidad.

Así, para saber si las actividades de los fabricantes cumplen, por ejemplo, con el objetivo de sostenibilidad, “valoramos factores como si emplean el sistema de riego por goteo en sus cultivos, si utilizan o no pesticidas y si usan aceite de palma en la elaboración del alimento”, afirma.

Las empresas de alimentos de Gaia&Coast “no solo dan prioridad a los ODS, si no que también cuentan con la certificación de comercio justo”, según la fabricante de los nachos de maíz de la marca, la ecuatoriana Silvia Terán.

Las compañías “trabajamos directamente con los productores, lo que nos permite impulsar el trabajo digno y promover programas de apoyo a los sectores más desfavorecidos porque conocemos la situación de cada familia y cada hogar”, cuenta Terán, que elabora sus productos en Quito con una plantilla de 15 empleados -la mayoría mujeres, para cumplir con el ODS de igualdad-.

Una de las ventajas de este proyecto “es que ahora puedo vender mi producto ‘fairtrade’ (comercio justo), sostenible y libre de pesticidas a otros países y promover las buenas prácticas a mayor escala”, precisa Terán, que empezó su negocio elaborando nachos en casa de manera artesanal que vendía a nivel local.

Esta iniciativa, que cuenta con la colaboración de las españolas Obra Social La Caixa y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Corporación de Promoción de Exportaciones e Importaciones, es una de las finalistas de la décima edición de los Premios Corresponsables de sostenibilidad en la categoría “Entidades sin Ánimo de Lucro y Economía Social”.

Sus productos estarán disponibles en tiendas ecológicas y en máquinas expendedoras ubicadas en hospitales, empresas, universidades, oficinas, estaciones de metro y centros de ocio repartidos por toda España.

Para Fernández, el próximo paso de la marca es “encontrar alternativas sostenibles y viables a los envases de plástico en los que se comercialzarán los productos”, concluye. EFE