Abe viaja a Irán en visita que busca reducir las tensiones en Oriente Medio

0

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, inicia este miércoles un viaje a Teherán de 24 horas que le permitirá reunirse con las más altas autoridades iraníes y aportar sus buenos oficios para reducir las tensiones en la región.

La posibilidad de esta visita ya había sido anticipada por altos funcionarios japoneses y por el propio Abe, y formó parte de los temas que revisó con el gobernante estadounidense, Donald Trump, cuando visitó oficialmente Japón a fines de mayo pasado.

Pero fuentes oficiales que explicaron hoy el trasfondo de esta visita dijeron que no se trata de una mediación, sino que va más allá del momento actual de las tensas relaciones entre Washington y Teherán.

Abe se reunirá en Teherán con el líder supremo de Irán, ayatolá Ali Jamenei, y con el presidente Hasan Rohani. Llegará el miércoles por la tarde a la capital iraní y regresará a Japón un día después.

Es la primera visita oficial a Teherán de un primer ministro japonés en 41 años, desde la que hizo en 1978 el entonces jefe del Gobierno nipón, Takeo Fukuda.

Japón mantiene unas relaciones “muy buenas” con Irán, según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, y se trata de aprovechar esa ventaja para intentar reducir las tensiones regionales en un área que es clave para Japón.

Irán exportaba cerca del 5 % del petróleo que compraba Japón en los mercados externos antes de que entraran en vigor las sanciones contra el régimen de Teherán, y esas compras ya han cesado.

Pero Oriente Medio, según las fuentes oficiales, tiene una “crucial importancia” para la seguridad energética de Japón, e Irán es “esencial para la estabilidad de la región”.

La visita se produce mientras Japón e Irán conmemoran este año el 90 aniversario del establecimiento de sus relaciones diplomáticas. Ése fue el principal motivo de la visita que hizo a Tokio a mediados de mayo el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif.

Abe, que estará acompañado por el ministro de Exteriores japonés, Taro Kono, entre otros altos funcionarios, mantendrá dos contactos con las más altas autoridades iraníes durante su estancia en Teherán, el miércoles por la tarde y el jueves por la mañana.

El Gobierno de Japón no planea llevar ningún mensaje específico de Trump a los dirigentes iraníes, agregaron las fuentes, pero sí está dispuesto a hacerse eco de los puntos de vista de Teherán ante Estados Unidos y el resto de la comunidad internacional.

La visita fue anticipada extraoficialmente el pasado 24 de mayo a raíz de las nuevas tensiones entre Irán y Estados Unidos, después de que el Gobierno de Teherán anunciara su decisión de reducir los compromisos del acuerdo nuclear firmado en 2015. EFE