El IICA nombra embajador de buena voluntad al colombiano Jens Mesa

0

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) designó este viernes al presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma) de Colombia, Jens Mesa, como embajador de buena voluntad.

El IICA, con sede en Costa Rica, detalló en un comunicado que la designación se debe al trabajo de Mesa como “un tenaz modernizador del sector agropecuario de Colombia”.

El título fue entregado a Mesa por el director general del IICA, Manuel Otero, durante el XLVII Congreso Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite de Colombia, evento al que asistió el presidente colombiano, Iván Duque, y otros altos funcionarios.

“Sus aportes para la consolidación institucional de Fedepalma, así como el desarrollo tecnológico, el salto de productividad, y los avances en la investigación obtenidos a partir del trabajo de Jens Mesa permitieron la implementación del programa colombiano de biodiesel a partir de la agroindustria de la palma de aceite”, aseguró Otero.

Mesa es el cuarto embajador de buena voluntad que designa el IICA junto a la enóloga, empresaria y exdiputada argentina Susana Balbo, al fundador de la organización Garden Pool, Dennis McClung, y al exministro de Agricultura de Brasil Alysson Paolinelli.

La información del IICA indica que los embajadores de buena voluntad comparten preocupaciones y compromisos para alcanzar un desarrollo sostenible, equitativo, y están dispuestos a trabajar por el desarrollo a través de proyectos sobre seguridad alimentaria, la bioeconomía, las relaciones de género y juventud, y la producción responsable.

El director del IICA destacó las cualidades del nuevo embajador de buena voluntad y además reiteró el apoyo del organismo hemisférico a las prioridades para el sector agrícola del Gobierno de Iván Duque en Colombia.

Otero expresó el respaldo a las políticas agropecuarias y rurales de Colombia, como lo son la agricultura por contrato, el refuerzo de los mecanismos para la sanidad y la ampliación del acceso a los mercados internacionales para la producción local, y el fortalecimiento de las instituciones relacionadas con el desarrollo del sector en los territorios rurales.

Otero también se refirió a “la crítica situación del sector agroalimentario de Venezuela”, que tiene un impacto en Colombia, y destacó las capacidades técnicas del IICA para “colaborar con la reconstrucción institucional y los sistemas agroalimentarios venezolanos”. EFE