Samper cree que Latinoamérica tiene un retraso de 15 años en infraestructura

0

– El expresidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) manifestó este jueves en Cartagena de Indias su preocupación por el retraso de 15 años en infraestructura que tiene América Latina y el Caribe.

“Estamos muy atrasados, tenemos unos 15 años de retraso, la región se está quedando sin ferrocarriles y sus sistemas de carreteras no funcionan”, afirmó a Efe Samper en la “Cátedra Cartagena en integración iberoamericana”, en la que también participaron los exmandatarios de Panamá Ernesto Pérez Balladares y de República Dominicana Leonel Fernández.

El expresidente recordó episodios “lamentables” que impactaron en muchos países de la región como el de la constructora brasileña Odebrecht, que según documentos publicados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos pagó 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de América Latina y África entre 2009 y 2014.

No obstante, Samper valoró que al tiempo que esto ocurrió se han presentado “perspectivas que pueden ser utilizadas positivamente”.

“La construcción de la ampliación del Canal de Panamá y la modernización del puerto de Cartagena de Indias son dos modelos que podemos destacar”, dijo.

El exmandatario recalcó además que la región tiene muchas posibilidades para “avanzar sustantivamente” en ciertas áreas como energía y telecomunicaciones, pero aseguró que “todo depende de que nos pongamos de acuerdo sobre cuál es el tipo de integración que queremos”.

“¿Queremos integrarnos con Estados Unidos o integrarnos entre nosotros? Si lo que queremos es integrarnos entre nosotros busquemos unos aliados más confiables, como pueden ser España o China, que ha lanzado un programa muy ambicioso en 140 países para restablecer la ruta de la seda y la franja”, agregó.

Esa es una iniciativa del Gobierno chino para llegar a unos 140 países al establecer bases logísticas de desarrollo como carreteras, ferrocarriles y puertos.

Según Samper, esa propuesta, dirigida a países que representan el 70 % de la población mundial y que apenas suman el 5 % del producto interno bruto (PIB), supone que los asiáticos “estén trabajando con los países que realmente lo necesitan, no con los grandes”.

Por eso subrayó que “los mejores aliados somos nosotros mismos, los que vivimos aquí en este vecindario”.

Por su parte, Pérez Balladares explicó a Efe que desde hace muchos años los panameños y los colombianos “andamos con el tema de la integración sobre la base de la construcción de infraestructuras, como por ejemplo una línea de transmisión eléctrica”.

También recordó “la posibilidad que siempre se ha venido conversando sobre la posibilidad de la apertura de lo que se llama el Tapón del Darién, que permita no solamente la unificación de Panamá y Colombia sino de toda América”.

El Darién, que es el único punto del continente donde se interrumpe la carretera Panamericana, es un territorio inhóspito y es usado por el crimen organizado para el narcotráfico, la extorsión, la minería ilegal y el tráfico de migrantes.

Es por eso que el exmandatario panameño resaltó que toda la infraestructura que se construya para el desarrollo de los países de la región y que permitan su unificación “son muy positivas para el desarrollo de nuestros pueblos”.

El director de la Organización de Estados Iberoamericanos en Colombia (OEIC), Ángel Martín Peccis, señaló durante su intervención en la cátedra que “el planteamiento de las infraestructuras en nuestras democracias está viendo una reflexión frente al modelo de estados que nosotros queremos”.

Por su parte, el viceministro de Transporte de Colombia, Manuel Gutiérrez, apuntó que el impulso de la infraestructura no debe realizarse por un Ejecutivo, sino que se tiene que “construir una política pública de largo plazo con una visión clara de hacia dónde vamos”.

En el caso de Colombia, destacó que para que sea viable “se requiere transparencia e institucionalidad”. EFE