Campeones que inspiran en las Olimpiadas Especiales Fides

0

A puertas del inicio de las XXIII Olimpiadas Especiales Fides – Compensar 40 Años, una competencia hecha para personas con discapacidad cognitiva, Santiago Torres Martínez, o como le gusta que le digan, “Santi” Martínez, sueña con estar el podio con medallas en su pecho.

Este deportista, de 19 años de edad, un metro setenta y cinco de estatura, cabello rubio y ojos oscuros, se prepara cinco días a la semana en diferentes actividades deportivas, con la firme intención de competir contra los más 3.500 participantes que estarán en las contiendas de este año.

Diagnosticado con autismo, Santi entrena tenis desde los nueve años, natación desde los 11 y bolos desde los 13, pero su deporte favorito es el ecuestre; su plenitud es montar un caballo que se ha convertido en uno de sus mejores amigos desde hace 5 años y por ello entrena para ser el mejor y encontrar en esta disciplina un motivo más de orgullo para su familia.

Mientras comparte con Conexión Más Noticias algunos aspectos de su vida, también cruzan por la mente de Santi recuerdos de su rutina diaria, de madrugada, cuando la “Princess”, como le dice a su madre, lo despierta y con un cereal, fruta o sándwich acompañado de un beso, lo motiva para continuar con su larga jornada.

Santi sale de su casa hacia la Fundación Fe, con su sonrisa fija y deja por unas horas a su familia, hasta las 12 del mediodía, cuando nuevamente se encuentra con ellos y se funde entre abrazos y el cariño de su hermana pequeña, a quien llama “La Muñeca”, su hermano menor  “Campeón” y su padre “Gato Peludo”, quienes  lo esperan para animarlo y brindarle su apoyo en cada sueño que emprenda este joven ejemplar.

Luego del almuerzo, empieza su camino hacia la cancha de bolos, tenis, equitación o la piscina, en ese instante se desprende del mundo, su concentración, como lo dice su madre, es completamente hacia la disciplina.

Santi, junto a sus compañeros deportistas escucha con atención al presidente de Fides, Alejandro Escallón Lloreda, quien con afecto se dirige a los hombres y mujeres que participarán de las olimpiadas, anunciando que lo más importante es permitir que ellos se integren a la sociedad, aumentar el progreso en su capacidad cognitiva y afectiva, y que el mundo entienda la grandeza del espíritu humano que hay en estas personas.

En el auditorio, acompañado de su familia, se ve un poco ansioso y feliz por el reto que le espera, su familia, lo observa orgulloso con su traje de paño y corbata como un hombre gentil, generoso, bondadoso y amigable, tomados de la mano y orgullosos el uno del otro, sonríen entre ellos pues saben que más que un premio o una medalla es la alegría que sienten de estar juntos.

A su turno, el gerente de Recreación, Educación y Deporte de Compensar, Juan Manuel Rivadeneira, manifestó su interés por la participación de los deportistas, agregando que no importa el puesto en que queden, sino reconocer los talentos y habilidades de miles de personas que van a participar del 7 al 13 de junio en las olimpiadas.

Al finalizar la presentación, una chispa de luz ilumina la mirada de Santi y su familia, salen del auditorio tomados de la mano, esperando el momento en que más de 17 mil espectadores observen que los límites no existen y que una persona, aún con dificultades, es capaz de conseguir lo que desea si cuenta con el apoyo y el amor de su familia.

Estas olimpiadas entregarán a todos los deportistas, medallas en las 11 categorías: atletismo, natación, fútbol, baloncesto, tenis, ciclismo, bolos, patinaje, gimnasia, deportes ecuestres y softbol, de las cuales Santi participará en dos.

Finalmente, los deportistas realizarán la olimpiada en cuatro escenarios: Compensar de la avenida 68, la Unidad Deportiva El Salitre, Escuela de la Policía Nacional y en el Plaza de Eventos Movistar Arena; en la que se realizará el acto de inauguración.