Oposición colombiana se moviliza para respaldar ley de Justicia para la Paz

0

La oposición colombiana y organizaciones sociales se manifestaron este lunes en Bogotá y otras ciudades del país para respaldar el acuerdo con las FARC luego de las objeciones hechas por el Gobierno a la ley que define las atribuciones de la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Varios miles de personas se concentraron esta noche en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, y en menor medida en Medellín, Bucaramanga, Barranquilla, Cali y Cartagena, para pedir que se respete la Ley Estatutaria de la JEP, objetada parcialmente hace una semana por el presidente colombiano, Iván Duque.

“Respeto a los acuerdos, respeto a la JEP”, corearon algunos de los manifestantes en Bogotá mientras caminaban desde la Plaza de las Nieves hacia la de Bolívar, que sin embargo no alcanzaron a llenar, y donde encendieron sus celulares y linternas para “iluminar” al Capitolio, donde el Congreso tendrá que revisar las objeciones presidenciales.

Las marchas fueron convocadas después de que Duque objetara, por considerarlos inconvenientes, seis de los 159 artículos de la Ley Estatutaria de la JEP.

Según el mandatario, las objeciones las hizo para que la JEP garantice la aplicación de los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición que forman parte del acuerdo firmado con las FARC en noviembre de 2016.

El Ejecutivo devolverá al Congreso la ley con las seis objeciones para introducirle unas modificaciones que buscan básicamente definir la obligación de los victimarios de reparar integralmente a las víctimas del conflicto armado y aclarar las competencias de la justicia ordinaria inclusive en los casos de extradición.

Igualmente pretende garantizar la acción penal frente a los crímenes de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra “en relación con quienes no son máximos responsables” para que no haya impunidad; la exclusión “de los delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes” de la justicia transicional y la pérdida de beneficios de “quien reincida en las actividades criminales”.

El senador Gustavo Petro, líder de la oposición de izquierdas y quien perdió las pasadas elecciones presidenciales con Duque, destacó la importancia de las manifestaciones, pues consideró que con ellas se define si al país llega “una era de paz o la continuidad de una era de violencia”.

“Ahora se define si queremos salir de ese camino, si podemos construir una era de paz, si nuestros hijos, nuestros nietos y nosotros mismos podemos vivir una vida diferente a la que vivieron nuestros padres y nuestros abuelos, un camino que llamamos la era de la paz”, afirmó Petro a Efe.

Sin embargo, el Gobierno considera que si se modifica la Ley Estatutaria de la JEP no se pone en peligro el acuerdo con las FARC, pues justamente lo que se busca es mejorar dicha norma y no ahondar la polarización existente en el país en torno a la paz.

Entre los asistentes a la manifestación de esta noche estuvieron el exjefe negociador del Gobierno en las negociaciones con las FARC, Humberto de la Calle, y los senadores Pablo Catatumbo y Carlos Antonio Lozada, de la bancada del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), en que se transformó la antigua guerrilla.

Los ciudadanos llevaron banderas de Colombia y de distintos partidos políticos, así como pancartas en las que se leían frases como “La paz es necesaria. La JEP es especial. Abrazamos a la JEP”.

También asistieron líderes del partido Alianza Verde como el senador Antanas Mockus y los aspirantes a la Alcaldía de Bogotá Antonio Navarro y Claudia López.

Esta última invitó a la ciudadanía a “construir juntos, por encima de todas las diferencias ideológicas y políticas, un país de oportunidades”.

“Estamos aquí invitando a todos los colombianos a que por encima de las diferencias doblemos la página del rencor, del odio, del pasado, no podemos seguir en el pasado eternamente”, afirmó López.

Previamente la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, había pedido no politizar la JEP.

“No es cierto que exista un choque de trenes (poderes) porque el presidente Iván Duque está haciendo uso de sus facultades constitucionales y su obligación política consiste en perfeccionar la Ley Estatutaria, respetuoso de la institucionalidad y las instancias posteriores de debate político y revisión constitucional”, afirmó.

Ramírez hizo un llamamiento a los opositores para que “busquen consensos que permitan alcanzar verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición legítimas y reales en el acuerdo final con las FARC y en el proyecto de Ley Estatutaria de la JEP”. EFE