Científicos Portugal patentan un tubo-guía para regenerar nervios periféricos

0

Un grupo de científicos de la Universidad portuguesa de Coimbra ha patentado un “tubo-guía” que permite la regeneración de nervios del sistema periférico que han sufrido algún tipo de lesión.

La UC informó hoy de que se trata de un tubo innovador biodegradable elaborado con materiales no tóxicos y “completamente seguro, que crea un microambiente propicio para la regeneración del nervio, es decir, promueve la adhesión y regeneración celular”.

En Europa, según la UC, se registran al año alrededor de 300.000 lesiones de nervios del sistema periférico, causadas, sobre todo, por accidentes de carretera o laborales, daños tumorales o infecciones víricas.

En muchas ocasiones, este tipo de lesiones provocan daños irreparables, especialmente en el caso de la pérdida de locomoción.

Según el coordinador del estudio, el científico portugués Jorge Coelho, “otra característica importante es que el tubo es flexible y adaptable al tipo de lesión del nervio”.

El tubo indicará el camino correcto para que las zonas separadas por la lesión puedan unirse nuevamente y retomen su función.

En las pruebas practicadas con ratones, tanto en lesiones del nervio ciático como en nervios periféricos con daños severos, tras las 20 semanas se comprobó que había una recuperación total de la función motora y sensorial de los roedores.

En el caso de los humanos, según Coelho, el tiempo de recuperación estimado será de entre 24 y 30 semanas.

En la actualidad, las lesiones de este tipo de nervios periféricos son tratadas con auto-injertos, método que presenta algunas desventajes, como el sacrificio de un nervio saludable.

Tras el éxito en ensayos “in vivo”, los investigadores pretenden lanzar una “startup” avalada por la Universidad de Coimbra y avanzar en los estudios necesarios para comercializar el producto.

La iniciativa acaba de proclamarse vencedora en la final del concurso europeo “PhD transition fellowships” que promueve el programa “EIT Health”, auspiciado por la Comisión Europea y por el Instituto de Innovación y Tecnología. EFE