Por qué la nueva licitación de Transmilenio no exigió buses eléctricos

0

Luego de la polémica presentada por la adjudicación de la nueva licitación para la obtención de más buses para el sistema de Transmilenio, muchas personas manifestaron su inconformidad; entre ellos el senador Gustavo Petro quien invitó a la ciudadanía por medio de sus redes sociales a demandar a la empresa Volvo por daños irreparables a la salud.

A la inconformidad se unió el concejal Juan Carlos Flórez, quien por medio de fuertes criticas expresó que la empresa Green Bogotá contaba con buses que se movilizaban con electricidad y fue dejada a un lado en la licitación.

Según la alcaldía de Bogotá, ninguna empresa en el mundo cuenta con buses eléctricos biarticulados, argumentando que no existe ciudad en el mundo que tenga solamente buses con estas características.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa expresó que “no podíamos de ninguna manera ser irresponsables de adjudicar a dedo y decir que todos los buses tenían que ser eléctricos, pues ello representaría prácticamente entregárselos a un solo oferente”, trayendo a colación que durante un año se realizaron pruebas con un articulado eléctrico el cual según el, permaneció varado gran parte del tiempo.

Por otra parte la Personería de Bogotá abriría una investigación en contra de servidores públicos de Transmilenio  por supuestas irregularidades detectadas en los procesos de licitación para la adjudicación de vehículos de transporte masivo en las fases I y II de este sistema de transporte, en el que según la entidad se encontró prioridad en el factor económico sobre el ambiental.