España pidió a UE sancionar a Maduro si hay referendo constituyente.

0

El titular de la cancillería española manifestó que el futuro no era cambiar la constitución, sino cumplir con lo que establece la existente.

El ministro de Exteriores y Cooperación de España, Alfonso Dastis, abogó este lunes porque la Unión Europea (UE) explore la posibilidad de imponer sanciones contra el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, si se celebra un referendo constituyente en el país.

Dastis destacó en una intervención ante el Consejo de ministros de Exteriores de la UE que tiene lugar en Bruselas, que la celebración de un referendo constituyente sería un paso de “difícil retorno”, indicaron fuentes diplomáticas.

Por ello, consideró que no habría que descartar en ese contexto examinar la posibilidad de sanciones específicas, individuales y selectivas, a fin de evitar continuar en una situación de “parálisis”, según las fuentes.

Las elecciones de la Constituyente están previstas para el próximo 30 de julio.

Publicidad

Dastis se pronunció así al comienzo del Consejo, en el que la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, hizo alusión en sus palabras introductorias a la crisis en Venezuela, donde 6,3 millones de ciudadanos rechazaron en un referendo una Asamblea Constituyente para cambiar la Constitución, como lo promueve Maduro.

A su llegada a la reunión, el ministro español había recalcado en todo caso que, por el momento, no es tiempo de que la Unión imponga medidas restrictivas al Gobierno de Maduro, que está enfrentado en el Parlamento a una mayoría opositora.

“Nosotros siempre hemos dicho que la Asamblea Constituyente no es el futuro, que el futuro es cumplir la Constitución que se dieron los venezolanos en su momento”, indicó Dastis a la prensa a su llegada.

El jefe de la diplomacia comunitaria recalcó asimismo que España apoya la Asamblea ordinaria, de la que “debe salir la solución”.

El jefe de la diplomacia española recordó que la salida a la crisis venezolana debe ser “negociada, democrática y pacífica”.

También alentó un enfoque regional para lograr una solución a la crisis venezolana, y se mostró igualmente “preocupado” por “el deterioro de la situación” y la violencia en el país.